6 estrategias para que tus correos promocionales enganchen al cliente durante el Black Friday

Escrito el: 26 Noviembre, 2015 por: Rolando en: Marketing & Publicidad

2

Quizá para muchos comercios bolivianos el termino “Black Friday” es algo totalmente nuevo, ya que es ajeno a nuestra cultura, entonces:

¿En qué se basa específicamente este Viernes Negro? Es una tradición americana que consiste en que todos o gran parte de los comercios, online y tiendas físicas, lancen campañas promocionales con descuentos de hasta un 80 % en algunos de sus productos durante el último fin de semana de noviembre, pudiendo alargarse hasta el lunes 30 (conocido como Cyber Monday) e incluso unos días más con el objetivo de llegar a más personas y sorprenderlas con descuentos exclusivos.

Por tanto, el Black Friday es una oportunidad grandiosa para las empresas que se dedican a vender ya sea con una tienda física o una tienda online. Por ello, para aprovechar estas compras masivas con descuentos irresistibles para el consumidor, debemos planificar muy bien nuestras estrategias de marketing.

De entre las mejores y más eficaces herramientas podemos mencionar el email marketing. Parece difícil pensar que un correo consiga aumentar las ventas de un negocio, pero si se diseña bien esta estrategia, se pueden obtener increíbles resultados.

La navidad está a la vuelta de la esquina y los consumidores no quieren otra cosa que llevarse el producto al mejor precio posible, con tal de ahorrarse unos cuantos bolivianos o dolares. Ante la gran competencia que existe (sobre todo en comercios con tienda física), estos deben atraer al consumidor con descuentos, promociones y regalos. Pero, ojo, esto no es lo único en lo que debemos centrarnos.

3

6 estrategias de ventas para el Black Friday con email marketing:

1. Anticiparnos:

Debemos comunicar a nuestros clientes por cualquier medio (redes sociales, newsletter, la propia tienda física, nuestra tienda online o a través de publicidad) todas las ofertas: desde el precio y el tipo de producto hasta la política de devolución. Todos estos pequeños detalles deben quedar claros antes de empezar la campaña, de esta forma el cliente podrá consultar cualquier duda.

Después, resultará muy efectivo enviar un correo a modo de recordatorio el día anterior (el jueves 26), con la misma información y recordando la hora a la que empezará y cuándo finalizará.

2. Personalizar: crear sorpresa y expectación

Por muchas ofertas que diseñemos, no podemos sorprender al cliente si no personalizamos el mensaje. Por tanto, dependiendo del tipo de cliente, le enviaremos una oferta exclusiva que se ajuste a sus necesidades.

3. Utilizar productos ganchos con descuentos irresistibles

El correo que enviemos tiene que ser atractivo y debe incluir lo siguiente: puede llevar o no una foto (si la lleva debe ser de calidad), el texto principal debe ser grande y legible, debe especificar el % de descuento y el tipo de producto que tiene la rebaja (o si el descuento es en todos los productos de la tienda debe especificarse) y debe haber una llamada a la acción que guíe al cliente hasta la web de la tienda o página del producto específico (del tipo “compra ya o “ir ahora”).

Cuidado con los grandes descuentos

Desgraciadamente, muchas empresas tienden a aumentar sus precios las semanas previas al Black Friday para que el precio del producto termine siendo igual al precio sin descuento. Esta mala práctica se llevó a cabo hace unos años por algunas empresas y hay que tener cuidado en no caer en esta trampa.

Lo peor de todo es que esta práctica se sigue realizando todavía. Sin ir muy lejos, la pasada semana leí como un cliente se quejaba por una red social sobre cómo una marca conocida aumentaba el precio de un producto descaradamente, con la intención de ofrecer un descuento invisible este viernes. ¿Qué consecuencias puede acarrear esto? El cliente se siente estafado y toda la confianza que tenía depositada en esa marca, se esfumará en cuestión de minutos. ¿Merece la pena perder no a uno sino a varios clientes por este motivo?

Mi consejo es que si tienes un negocio y quieres participar en el Black Friday, lo ideal es que sigas las reglas del juego. Si no puedes ofrecer un descuento del 50 % o del 70 %, ofrece otro descuento menor o busca otras alternativas como hacer un regalo por una compra superior a una cantidad establecida.

4. Recompensar al cliente

Lo importante es que el cliente quede satisfecho con los beneficios, sin importar lo grande que sea el descuento.

Céntrate en las personas y hazle sentir al cliente que en tu tienda está el regalo perfecto para tu madre, hermano o novio.

La mayoría acaba harto en estas fechas de buscar y comparar, por lo que no habrá mejor recompensa que darle al cliente algo por el tiempo dedicado en buscar en nuestra tienda. Cualquier detalle lo agradecerá y se irá con un buen sabor de boca, listo para volver de nuevo en plenas navidades.

5. Organizar los productos por categoría de precios

Seguramente el cliente vaya a nuestra tienda con un presupuesto pensado para gastar. Si le facilitamos esa tarea y le enviamos una newsletter que categorice los productos que les pueden interesar por precios, el cliente no sólo nos lo agradecerá, sino que habremos creado un vínculo especial con él.

Sin duda, ayudar a nuestro cliente y ofrecerle valor nos aportará muchas ventajas.

6. Diseño responsive

Como ya sabemos, la mayoría de los consumidores hoy en día tienen smartphones, tablets y acceder a internet desde cualquier punto de la ciudad es tan comun. Así que es muy importante que tambien traslades tu tienda física hacia el internet. Pero es muy imprescindible adaptar nuestra web a las pantallas de estos dispositivos (con un diseño responsive).

Si no optamos por una web responsive, nuestras ventas podrían caer en picado y todos nuestros esfuerzos en nuestra estrategia de email marketing no habrán valido para nada.

Está claro que el Black Friday es una oportunidad para captar nuevos clientes y fidelizarlos, y este vínculo no se podría crear sin la ayuda de esta herramienta tan potente como es el email marketing. Si sumado a esto, los clientes tienen un buen servicio de atención al cliente y obtienen una buena experiencia en la tienda, no tendrán duda en volver y recomendar el sitio a sus conocidos y familiares.