¿Qué pasaría si un astronauta se quita el caso en el espacio?

Escrito el: 27 Julio, 2016 por: Rolando en: Internet, Tecnología

grav2

¿Alguna vez te has preguntado qué ocurre si un astronauta se quita el casco en el espacio? Tal vez igual que todos nosotros hayas crecido y vivido con la idea que nos vendieron en las películas donde al astronauta le explota la cabeza o los ojos les sale de su cuenca, pero no es así. Pensándolo bien, sería menos doloroso para el astronauta morir si le explota la cabeza que todo el calvario que sucede en realidad.

En Discovery News nos explican en un artículo que es lo que pasaría si sucede esto; How Long Could You Survive In Outer Space?

Todo el aire que está alojado en sus pulmones saldría disparado con mucha fuerza. Los alveolos pulmonares se rasgarían durante el proceso causándole mucho dolor.

Segundos después de perder todo el oxígeno, el astronauta empezaría a experimentar los efectos de la anoxia (falta total de oxígeno en las células). Según un experimento de la NASA donde un centenar de perros fueron expuestos al vacío se comprobó que sus intestinos se vaciaban al momento. Así que es recomendable que lleves un poco de papel al espacio si piensas quitarte el casco. ?

Después los orificios nasales del astronauta estarán muy secos y su saliva estará “hirviendo”, pero no estará caliente. Esto se debe a la ley de Boyle, donde se explica que cuando la presión disminuye, el volumen aumenta; en el vacío no hay presión, así que el agua se convierte en un gas inmediatamente (aunque la temperatura no suba).

Otra cosa que ocurre sin presión es que la piel se pone muy tensa; una tirantez no muy agradable, incluso dolorosa. El cuerpo se hincha por completo. Pero no, no explota. Se hincha hasta que la tensión de la piel se iguala con la tensión exterior.

Cuando baja la presión arterial porque los vasos sanguíneos se expanden, la sangre de las venas entra en ebullición, esto se debe nuevamente, a la ley de Boyle. Esto también ocurre en los ojos, pero no se saldrían de sus cuencas.

Ahora que ha ocurrido lo anterior, las burbujas de gas en las arterias del astronauta podrían bloquear la correcta circulación de la sangre lo cual, bueno, puede ser mortal de muchas maneras distintas.

El astronauta se quedaría inconsciente en 15 segundos. Lo sabemos por los estudios que se han realizado con chimpancés y por los errores que han cometido los humanos en el espacio o en cámaras de vacío en la Tierra. 15 segundos es lo que tarda la sangre sin oxígeno en llegar al cerebro y dejarlo noqueado.

Después de todo este calvario el astronauta quedaría flotando en el espacio, hinchado y con la sangre en ebullición, pero el corazón todavía seguiría latiendo (aun con vida). Tendrían hasta 3 minutos y medio para rescatarlo con vida (es el tiempo máximo que sobrevivió sin secuelas uno de los chimpancés).

Fuente: Discovery News